Si mi estado lo permite, ¿debo devolver mi papeleta electoral electrónicamente?


Sí, recomendamos fuertemente que usted utilice la opción de enviar su voto de manera electrónica. Más de la mitad de los estados les permiten a los votantes en el extranjero enviar su voto de manera electrónica, o sea, correo electrónico, fax, o entrega digital.

Esta opción es de ayuda para votantes en el exterior que viven en un país con un sistema de correo postal ineficiente o lento, ya que, si lo enviaren por correo postal, su voto nunca llegaría a manos del Oficial Electoral Local (LEO) a tiempo.

Enviar su voto electrónicamente es nada más una forma de ejercer su derecho al voto. Esto es una papeleta que usted imprimió (en caso de que usted lo haya recibido de manera electrónica), ha sido debidamente marcada, y ahora lo está entregando como un archivo adjunto en un correo electrónico, fax, u otro medio electrónico. De esta manera usted tendrá una copia física de su voto, y un respaldo confiable. No existen problemas de seguridad que el voto enviado como un archivo adjunto en un correo electrónico, fax, u otro medio electrónico sea manipulado o cambiado sin su debido consentimiento.

Esto es muy diferente con el “voto electrónico” que sí ha tenido problemas de seguridad. Con el voto electrónico, votantes que están físicamente presentes en un recinto de votación votan utilizando un sistema de cómputo que contiene una gran cantidad de votos en memoria caché; esto puede motivar malos cálculos y un riesgo remoto de manipulación de terceras entidades. Cuando no existe un respaldo de papel, el votante no tiene manera alguna de saber si voto fue debidamente contado.

Finalmente, puede ser más seguro enviar su voto de manera electrónica que por correo postal, ya que no tiene que preocuparse porque se atrase o porque puede perderse en el sistema de correo postal.

  • Si su estado permite el envío del voto como archivo en un portal en línea: su Estado tiene que haber asegurado que la conexión entre su computadora y el sistema de entrega estatal es segura.

  • Si su estado permite el envío del voto por correo electrónico o fax: usted tendrá que firmar una renuncia a su derecho al voto secreto, ya que su voto no será enviado de manera anónima. Su LEO se hará cargo de separar su información personal de su voto lo más pronto posible, cuando su voto sea contado, nadie podrá ver cómo usted votó, pero esa información sí será visible inicialmente cuando usted envíe su voto.

  • Si su estado sólo permite el envío del voto por fax (y no por correo electrónico): si no tiene fax, existen aplicaciones que convierten archivos de correo electrónico a fax. Escanee su voto y cualquier material requerido (vea las instrucciones de su Estado) como un archivo de correo electrónico, y luego busque “Fax App” en el PlayStore para Android o el App Store para iPhone. Siga las instrucciones para convertir el archivo del correo electrónico a una transmisión de fax.

    También puede utilizar el servicio de Fax que provee el Programa Federal de Asistencia al Voto (FVAP.gov). Usted tendrá que enviar su voto como archivo adjunto por correo electrónico a fax@fvap.gov, junto los materiales adicionales requeridos (lea las instrucciones de su Estado), y la portada de transmisión por fax de FVAP que está disponible en www.fvap.gov/eo/overview/materials/forms (debería estar al final de esa página). FVAP luego le enviará por fax su material electoral a su LEO.

    ¡No se espere hasta el último minuto para utilizar el servicio de fax de FVAP! El servicio se puede saturar y FVAP no garantiza que su voto enviado por fax le llegue a su LEO antes de la fecha límite.